El MASAJE ¿Por que sirve?

Por: Psic. Francisco Olvera M.

Cuando sentimos dolor, ya sea por un golpe o por cansancio, instintivamente llevamos nuestras manos a la zona dolorida y al acariciamos, la sobamos en búsqueda de alivio. Esto tiene mucho que ver, con el sistema nervioso, ya que a través de la piel, los músculos, ligamentos y tendones, se trasmiten las señales al cerebro y este a su vez, interpreta dichas señales y retrasmite una respuesta a la zona estimulada, a este proceso, se le conoce como sensación y percepción, esto funciona así: Cuando una señal de golpe o cansancio es trasmitida al cerebro se tiene una sensación, cuando esta señal es interpretada por el cerebro, entonces se tiene una percepción y esta podrá ser de dolor, cansancio, placer, calor o presión Podemos entonces sentir dolor, pero percibir placer. Bajo este principio, el masaje modifica las sensaciones y las percepciones, toda vez que al enviar una gran cantidad de sensaciones placenteras, las percepciones dolorosas son modificadas o disminuidas, obteniendo con esto un ciclo retroalimentado, que ejerce un beneficio físico real sobre el organismo. No resulta extraño, pues, que los beneficios del masaje y su capacidad para mejorar la salud estén recogidos en escritos milenarios, presentes en múltiples culturas que han desarrollado sus propias técnicas. Si bien, el masaje ya existía en occidente como una práctica cultural para preservar la salud, este conocimiento fue frenado y relegado al igual que la herbolaria, por la incipiente medicina alopática, hasta el punto de poner en duda los beneficios reales que el masaje y le herbolaria tiene sobre la salud. Esta situación está cambiando poco a poco en la actualidad, en la medida que los estudios actuales bajo el método científico, están demostrando que tanto los masajes, como la herbolaria, sirven para la prevención y recuperación de la salud, y que los costos y efectos secundarios por su utilización, son mucho menores que los de la medicina alopática actual. Más aun, las bondades de un masaje no se limitan a los beneficios fisiológicos. También previenen y alivian malestares psíquicos, al combatir el estrés, la ansiedad y mejorar la autoestima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s